Envío

El coste del envío de los productos por el cliente será a cargo del cliente y será de 6,50€ en los transportes ordinarios y de 12€ en aquellos en los que la entrega se produzca por la mañanas, independientemente del peso y el destino (sólo servimos a España, excepto Canarias, Ceuta y Melilla). Dicho coste incluye el IVA correspondiente. Desde el 15 de mayo hasta el 30 de septiembre los productos llevarán un embalaje isotérmico de cara a preservar la cualidad de los mismos y el coste del mismo será de 8€. La empresa se reserva el derecho de adelantar o prorrogar este tipo de envío en aras de preservar la calidad del producto. 

 

Entrega del producto

Los productos entregan tal como se muestran en la tienda on-line, aunque nos reservamos diferencias no sustanciales en el envoltorio y la forma de presentación. 

El plazo de entrega en envíos ordinarios es: (i) dentro de España peninsular, de 5 días laborables (de lunes a viernes, sin contar los días festivos nacionales o locales), y (ii) para las islas Baleares, de 7 días laborables (de lunes a viernes, sin contar los días festivos). La entrega de envíos efectuados bajo la modalidad "0200 - MRW especial" se producirá antes de las 14 horas del día en el que, en cada caso, se indique durante la formalización del pedido.En el supuesto de que se produjeran retrasos por fuerza mayor o por problemas de logística o en general por circunstancias ajenas al control de Lindt, lo pondríamos puntualmente en conocimiento del cliente, quien podrá anular su pedido mediante el envío de un correo electrónico a la dirección tiendaonline@lindt.com en el plazo de 48 horas. En el supuesto de que no fuera posible la entrega en la dirección indicada por ausencia del destinatario, la empresa de transportes dejará un comprobante indicando cómo proceder para concertar una nueva entrega. Además, transcurridos tres (3) días laborables desde el primer intento de reparto sin que se haya podido entregar el producto será devuelto a LINDT para su destrucción (ya que debido a su naturaleza el producto no puede ser puesto de nuevo a la venta), sin que el cliente pueda reclamar la devolución del precio de su compra.