0

La Diferencia LINDT

La búsqueda de la perfección en el chocolate solo puede tener éxito cuando la pasión, el arte y la experiencia se combinan a la perfección a través de la destreza artesanal del Maestro Chocolatero de LINDT. La dedicación de los Maestros Chocolateros de LINDT, verdaderos artistas en su terreno, es el resultado de más de 165 años de experiencia y conocimiento para perfeccionar cada pequeña fase del proceso de elaboración del chocolate.

El mejor cacao

La historia de LINDT empieza en las habas de cacao. Recolectadas a mano en las mejores plantaciones de todo el mundo; en Ecuador, Madagascar, Ghana y las Islas del Caribe, nuestro chocolate LINDT contiene exclusivamente las mejores habas de cacao que existen en el planeta: Criollo y Trinitario.

Tostado

Los Maestros Chocolateros de LINDT han desarrollado un proceso especial para tostar las habas de cacao con el fin de conseguir el sabor más óptimo, que a continuación mezclan a la perfección para conseguir ese fino sabor, sinónimo del chocolate LINDT. Las habas se muelen a lo largo de varias fases hasta conseguir partículas finas que aportan a Lindt esa característica textura que se derrite en la boca. Cuanto más pequeña es la partícula, mayor el refinamiento del chocolate y la sensación de derretirse en la boca.

El mejor cacao

Tostado

Conchaje

Ingredientes más allá del cacao

Finalizado

Conchaje

1879 supuso un año revolucionario para la elaboración del chocolate en el momento en que Rodolphe Lindt inventa el ahora famoso proceso de conchaje - un proceso largo de intensa mezcla, batida y de airear el caldeado líquido de chocolate hasta alcanzar su máxima finura y darle la mayor suavidad, asegurando esa textura que se derrite en boca y esa calidad del chocolate LINDT tan reconocida hoy en día

Ingredientes más allá del cacao

Desde la rigurosa selección limitada a los ingredientes más cualitativos de regiones de todo el mundo cuidadosamente elegidas, hasta la identificación de las cosechas más frescas, los Maestros Chocolateros están en proceso de búsqueda continua de nuevas inspiraciones para mejorar aun más esa capacidad del chocolate de derretirse en la boca y para traspasar las fronteras con nuevas combinaciones de sabores.

Finalizado

El perfeccionamiento de las técnicas para templar el chocolate aplicadas por los Maestros Chocolateros de LINDT le aportan ese apetecible toque brillante y crujiente. No se deja ningún detalle al azar – siempre con una pasión constante y un compromiso para alcanzar la perfección.